Acacia Amarilla (Albizia Lebbeck)

Árbol de Albizia Lebbeck en Mérida, Yucatán

Nombres comunes en español: acacia amarilla, algarroba, cabellos de ángel, canelón, Tíbet. Maya: xka chakte’ koox. Inglés: woman’s tongue, rattle pod tree, siris tree, rain tree, flea tree, lebbeck tree, koko, frywood, east indian walnut. Es un árbol tropical perteneciente a la familia de las fabáceas (leguminosas), originario de Asia, que ha sido introducido y naturalizado en muchas regiones tropicales de todo el mundo. Puede llegar a alcanzar hasta 30 m. de altura; es frondoso, de copa redonda y extendida, flores numerosas en forma de borlas color crema o amarillo pálido, muy olorosas (su aroma recuerda el de la canela). Sus frutos son vainas planas, de color pajizo, muy ligeras, de modo que el viento puede dispersarlas a gran distancia del árbol para propagar las semillas. Se desarrolla bien en climas cálidos y templados, tolera la sequía moderada y heladas ligeras.

Albizia lebbeck es un árbol sumamente útil. En los terrenos dedicados a la ganadería se le emplea para proporcionar sombra a los animales, además de que sus hojas son un excelente forraje; también se le utiliza para dar sombra en plantaciones de café, cacao y té, entre otras; los residuos que tira el árbol (como hojas secas, vainas, flores y ramas) enriquecen  la fertilidad del suelo al descomponerse y permiten así que los pastos se den más vigorosos. Se le emplea para restaurar y reforestar terrenos erosionados y gastados. El néctar de sus flores es excelente para la producción de miel clara de alta calidad. En zonas urbanas, es común su uso como ornamental y para sombrear en camellones, aceras y parques. Su madera también es de buena clase, y también se le emplea como leña. La corteza contiene sustancias que se aprovechan para fabricar jabón y curtir pieles.

Uso medicinal: la corteza, hojas, flores y semillas de albizia lebbeck se han utilizado desde tiempos remotos en la medicina Ayurveda en India. Especialmente se emplea para tratar alergias (asma, rinitis alérgica, fiebre del heno), así como también para combatir infecciones causadas por hongos y microbios, como antiinflamatorio, tónico cardiaco y para bajar el nivel de colesterol en la sangre. La corteza machacada se emplea contra mordeduras de víbora y otros animales ponzoñosos, así como para dolores dentales y fortalecer las encías; las hojas para tratar la ansiedad, nerviosismo, mejorar la memoria y el aprendizaje, así como en enfermedades de la piel y para suavizarla; las semillas contra las hemorroides y la diarrea.

Se utiliza también contra la tuberculosis, lepra, bronquitis, parálisis, enfermedades de los ojos, disentería, parasitosis, tumores abdominales, forúnculos, etc.

Flores y vainas de albizia lebbeck

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: